Calabacitas Rellenas (Cusa, en árabe) Por: Mónica Vela Daher

1 kg de calabacitas para rellenar (no muy grandes ni muy pequeñas y que estén gorditas parejas)
100 gr de carne molida de res
1 taza de arroz italiano
1/2 cucharadita de canela en polvo
1/2 cucharadita de sal
1 pizca de pimienta negra en polvo
1 cucharada de aceite vegetal.
2 cucharadas de pasta de tomate
2 ó 3 tomates maduros en rebanadas
4 tazas de agua o las que necesites para cubrir todas las calabacitas.
Para el relleno:
Se mezcla en un bol pequeño el arroz con la carne molida, la sal, pimienta, canela y aceite, y se deja 
aparte.
 
Para el relleno:
Se mezcla en un bol pequeño el arroz con la carne molida, la sal, pimienta, canela y aceite, y se deja 
aparte.
 
 
Se lavan las calabacitas y se preparan de la siguiente manera:
 
 
Hay que cortar el tronquito de arriba de la calabacita.
 
 
Y también de abajo se les corta un poco con el cuchillo procurando no cortar mucho para que no se 
abra la piel de la calabacita al cocinarse. Solo quitar la base como amarillita por encimita.
Ya que termines de cortar los extremos se les saca la pulpa con la ayuda del aparatito.
 
 
Para saber que tan profundo hay que insertar el pelador (asi le voy a decir por q ue no se me viene 
un nombre adecuado a la mente) hay que medir por fuera de la calabacita, no hay que insertar tan 
profundo por que luego se parte también del fondo ya que al cocinarse la piel se vuelve blanda. Mi 
suegra hace 3 o 4 inserciones como formando un cuadrado y luego insertas y empiezas a darle 
vueltecita como si fuera un desarmador y asi vas retirando y sacando la pulpa, insertas de nuevo, das 
vueltecita.. y asi sucesivamente.
Se reserva la pulpa de las calabacitas en un tupper y se refrigeran para otra receta.
Cuando tengas las calabacitas ya sin pulpa se enjuagan en agua fria y se dejan escurrir, 
Esto para limpiar cualquier residuo que haya quedado dentro.
 
 
 
 
Ya que escurran y estén sequitas, se procede a rellenar.
Se rellena con la mezcla del arroz hasta 3/4 partes de la calabacita, procurando que no quede muy 
presionado el arroz, se le dan golpecitos con la mano para que vaya bajando el arroz.
En la olla en donde se vayan a cocinar, se pone una capa de rebanadas de tomate y se procede a 
colocar las calabacitas como vayas rellenando, las puedes acomodar en forma horizontal, en forma 
circular o como te quepan, si se te amontonan no importa. Ya que termines de poner las calabacitas 
rellenas en la olla se les pone otra capa de rebanadas de tomate encima, se agregan las 4 tazas de 
agua, la pasta de tomate, se sazonan de nuevo con poca sal (una pizca)y se les pone un plato de 
cerámica extendido encima o cualquier plato extendido que sea resistente al calor (esto para que las 
calabacitas sientan poquito peso y no se abran al cocinarse. Después se tapan con la tapa de la olla y 
se ponen en fuego alto. Cuando suelten el primer hervor se baja el fuego y se dejan cocinar por 1 
hora.
Tips: 5 min. Antes de que estén listas, se les puede agregar jugo de limón (1/4 de taza aprox. o al 
gusto) o un chorrito de jarabe de granada.
Al servirlas se separan las calabacitas del jugo que suelten para que no se remojen mucho y se pone
en una salsera aparte. Ya cuando las sirvas se les pone un chorrito jugo encima.
 
 
 
Receta extra para utilizar la pulpa de las calabacitas:
En una sartén mediana sofreír media cebolla en cuadritos con tantito aceite o mantequilla. Después 
agregar la pulpa de las calabacitas y freír todo junto hasta que estas queden blandas. Agregar huevos 
(al gusto tomando en cuenta la cantidad de pulpa) y se mezcla todo, sazonar con sal y canela. Este 
platillo de huevos revueltos se puede comer en la mañana, tarde o noche y lo pueden acompañar de 
una ensalada verde y pan tostado. (también se le puede agregar perejil picado al gusto)
 
 
 
 
Por: Mónica Vela Daher
Mayo 2012