Gelatina Mosaico Mexicana Lupita Juarez

GELATINA MOSAICO MEXICANA:
Ingredientes:
1 paquete de gelatina sabor limón
1 paquete de gelatina sabor fresa
1 paquete de gelatina sabor coco con leche
1 lata de leche evaporada
 
Preparación:
Mete la lata de leche evaporada, aún sin abrir, al refrigerador.
Prepara la gelatina de limón según las instrucciones en el paquete excepto que utilizarás únicamente la mitad de agua que te piden las instrucciones.
Viértela en un recipiente plano y mételo al refrigerador por varias horas hasta que cuaje.
Repite los pasos con el paquete de gelatina de fresa.
Sólo después de que hayan cuajado bien las gelatinas de limón y de fresa, prepara la de coco: Calienta taza y media de agua hasta el punto de ebullición. Retírala del fuego y agrega el polvo de gelatina de coco. Muévela hasta que se disuelva perfectamente el polvo. Deja que se enfríe hasta que esté un poco tibio.
Abre la lata de la leche evaporada fría y viértela a la mezcla de gelatina de coco. Muévela hasta que se incorpore completamente.
Con un cuchillo, corta las gelatinas de limón y de fresa en cubitos de aproximadamente dos centímetros por lado.
Con una cuchara o una espátula, transfiere los cubos de gelatina al molde/los moldes. Vierte la gelatina de coco (aún líquida) encima de los cubos y mueve suavemente una cuchara dentro de cada molde para que tanto los cubos como la gelatina líquida se acomoden bien. Hay que trabajar un poco rápido porque con lo frío de los cubos de gelatina, la gelatina de coco empezará a espesarse pronto.
Refrigera los moldes durante tres horas o hasta que esté firme la gelatina. Si no se va a comer directamente de los moldes, se tendrá que desmoldar tu gelatina. Para hacerlo, pasa un cuchillo alrededor de todo el molde para que la gelatina quede despegada a éste. Moja una toalla de cocina con agua muy caliente y exprímela. Envuelve el molde en la toalla caliente durante 10 segundos (si el molde es de metal) o hasta 20 segundos (si el molde fuera de vidrio o plástico). Colocando un plato grande sobre la parte abierta del molde, voltéala en un movimiento rápido. Si la gelatina se despegara, ya quita el molde y ¡admira el fruto de tu trabajo! Si se quedara aún pegada la gelatina al molde, repite toda la operación con la toalla caliente, las veces que sea necesario para que salga con facilidad.
 
{fcomments}