Guiso de Chiles poblanos sin rellenar por Guillermina Garza

Este Guiso lo hice por primera vez hace muchos años cuando los chiles se me abrían y quedaron en pedazos, así que lo hice guiso y desde ese tiempo lo hago de ese modo. Yo hago la carne molida tradicional a mi estilo… Preparo los chiles poblanos como si fuera a hacerlos rellenos: Se asan, se ponen a vaporizar en una bolsa de plástico, se limpian de venas y semillas. Pero no los relleno, sino que los hago rajas, los agrego a la carne molida a que se integren los sabores… Luego encima le agrego queso manchego rallado. Lo sirvo con arroz a la mexicana… Al final le agregas Crema de tu marca favorita, encima del guiso de carne molida. Yo le llamo Guiso de Chiles Rellenos sin rellenar.

Pasos:

1. Calienta o prepara un picadillo que te haya quedado de algún día anterior.

2. Calienta o prepara un arroz que te haya quedado de algún día anterior.

3. Asa los chiles a la flama para quemar toda la parte exterior. (deben quedar negritos)

4. Mete los chiles ya quemaditos en una bolsa de plástico por 10 minutos a que vaporicen.

5. Lava a chorro los chiles para quitar a mano todo lo negro, notarás que se despellejan muy fácilmente por la vaporización en la bolsa. Al mismo tiempo, bajo el chorro de agua ábrelos y elimina todo lo de adentro (semillas y venas).

6. Corta los chiles en rajas medianas o pequeñas, es a tu gusto.

7. Agrega lo que cortaste al picadillo que estabas calentando y deja que se integren los sabores.

8. Agrega Queso Manchego rallado y tapa por 10-15 minutos para que se cueza bien y se integren los sabores.

9. Debe quedar el queso derretido sobre la superficie del guiso.

10. Sirve con arroz a la mexicana, frijolitos en bola y tortillitas.

{fcomments}