Mejillones en Escabeche. Por Roberto Herrera

MEJILLONES EN ESCABECHE (En compañía de los intrépidos)

Ensenada, B.C., Hotel y Marina Coral….

(Después de una comida con amigos).

 

Pero dime, porque te llama tanto la atención el estacionamiento?, te veo pensativo.

No, descuida, es que me vinieron muchos recuerdos, yo estudié aquí cerca, en 1982 si mal no recuerdo, en todo este predio había un pequeño “Trailer Park” y otro terreno muy grande con 3 casitas, justo ahí donde está el estacionamiento, a este lugar lo conocíamos como “Playitas” y en una de esas casitas vivían unos buenos amigos……

 

….Ya fuiste a comer?  -Si.  Que había?  -Caldo de oso y Calabacitas con puerco.

(Todavía no me explico cómo es que fuimos a dar a ese lugar a comer, “Las Olimpiadas”, así se llamaba, la dueña que todo mundo le decía la tía. Siempre con sus delantales de cuadritos, y siempre muy concurrido por las chicas “desveladas” que trabajaban por esa zona, bueno si tenía buena sazón y era muy barato).

Pues yo fui a comer a casa de mi tía Delia, ah por cierto acuérdate que hoy quedamos de ir a casa de  Marcos y Lucy.

Y que hay que llevar?  – unas cheves nomas, y hielo porque no tienen refri.  – Te cae?.  –Sí, no tienen luz, ahí no llega.

La verdad si son bien intrépidos.

La casa había estado abandonada no sé cuánto tiempo, igual que otras dos o tres que estaban en el mismo predio. Y no sé cómo se les ocurrió irse a vivir ahí. Arreglaron  el techo, las ventanas, las puertas y listo.

Pues eso lo tengo que ver, mira que yo creí que yo era aventado, pero estos me dicen quítate que hay vamos.  Es en “Playitas verdad?,  -Sí.  – Bueno y de quien es la casa?

Pues quien sabe, parece que los dueños del terreno ya ni viven aquí.

Hey, como están?   -Bien pásenle que bueno que llegan para que me ayuden a terminar este marco.

No lo podía creer, ahí estaban ellos en su casa, muy padre, todo muy rusticón.  A 50 metros de la playa con una vista y un sonido increíbles.

Trajimos hielo y unas cheves.  –Que bien, acá está la hielera.

Bueno, esto ya quedo, ahora si, están en su casa.  –Oye y deveras no hay luz? –No, no llega la red.  –y como le hacen?, pues mira lo de comer, en la hielera y la luz pues con estas “Coleman” alumbran muy bien y además es así como ambientación indirecta, jaja  –Pues sí que son Intrépidos, jajaja.

Yo seguía sin dar crédito, pero tampoco quería ser necio con tantas preguntas, estaban recién casados, Marcos ya trabajaba en la escuela, se la pasaban muy bien, en fin, se estaba muy a gusto en su compañía.

Ah, por cierto hay unos mejillones en escabeche y están muy buenos.  – y  Esos? –Me los trajo Alfredo, los hicieron en su casa. – mira en unas rodajitas de pan, están que no inventes, prueba.

Oye si, están espectaculares, hay receta?  – Si  Lucy la tiene.  –Me la pasas?  -Claro,  por aquí la tengo, te la apunto?  –por favor.

Bueno mejor te la platico, está muy sencilla. – Ok, soy todo oídos.

Esto es para 2 kilos de Mejillón entero.

1 vaso de vino blanco

½ vaso de vinagre

¼ vaso de aceite de oliva

2 cuacharadas de pimentón dulce (paprika)

3 dientes de ajo

Sal al gusto.

Bueno, primero limpias bien los mejillones, hay que retirar las barbas y cualquier incrustación, ya limpios los pones a cocer con el vaso de vino blanco, tapados para aprovechar el vapor, que no se te recosan porque se hacen duros, cuando ya todos abrieron la concha es que ya están listos, los desconchas y los dejas en un recipiente, si no consigues mejillón fresco entonces con un kilo de mejillón ya cocido (en lata) y usas las mismas cantidades, obvio ya no ocupas el vino blanco, (a menos que quieras dejarlos remojando con medio vasito, para que tomen el sabor.)

En un sartén pones el aceite para dorar los ajos fileteados fino, ya que doren añades las hojas de laurel y dejas enfriar un poco, cuando el aceite ya no brinque le ponemos el pimentón y lo incorporamos bien evitando que se queme, después se añade el vinagre y el escabeche está listo para bañar los mejillones, de preferencia hay que dejarlos al menos un par de horas para que estos se marinen y tomen el sabor…. (el vinagre lo puedes reducir o aumentar según tu gusto).

 

{fcomments}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *