Pan de muerto relleno de chocolate por Edna Verónica Caballero

Ingredientes:

+ 500 g de harina (4 tazas)

+ 11 g de levadura seca en polvo (1 sobrecito de Tradipan)

+ 150 g de azúcar 

+ 1/2 cucharada de sal

+ 3 huevos

+ 1 barrita de 90 g de mantequilla a temperatura ambiente

+ 3/4 taza de leche tibia-caliente (puede ser agua, yo usé leche de arroz que es la que bebemos en casa)

+ Ralladura de 1 naranja

+ 1 cdita de vainilla

+ Chocolate semiamargo en tableta para repostería (yo usé del Turin, puede ser Herseys, los dos los consiguen en el super o en tiendas de materias primas) ** La cantidad depende de cuántos panes queremos rellenar, para panes de chicos a medianitos, los rellenamos con 15 gramos de chocolate aprox c/u

+ 3/4 de barrita de mantequilla derretida y azúcar al gusto para decorar

Modo de preparación:
Formamos una fuente con la harina, al centro agregamos la leche o agua de tibia a calientita, vertimos el sobrecito de levadura y la disolvemos perfectamente con los dedos, dejamos reposar así por 10 minutos.

Agregamos todos los demás ingredientes y amasamos hasta obtener una masa suave y no pegajosa. Ya que esté la masa formada con la consistencia deseada (si queda pegajosa, vamos agregando poco a poco más harina hasta que ya no se nos pegue en los dedos), la amasamos 8 minutos más.

Ponemos la masa en un bol y tapamos muy bien con plástico dejando reposar por aproximadamente 1 hora y media a 2 horas hasta que duplique su tamaño.

Dependiendo del tamaño que queramos los panes, dividimos la masa (con esta cantidad me salieron 6 panes chicos-medianitos rellenos y 9 cupcakes)

**No olvidemos reservar masa para hacer los huesitos y calaveritas que decoran los panes.

Formamos bolitas y extendemos un poco como gordita, ponemos al centro una tableta de 15 gramos de chocolate semiamargo y envolvemos hasta cerrar bien, procurando dejarlo en el centro del panecito. 

En una charola engrasada (a mi me gusta forrar con papel aluminio mejor) vamos acomodando las bolitas rellenas algo aplastaditas y decoramos con los huesitos (crecen más con la cocción, por lo cual hay que ponerlas separadas unas de otras). Tapamos con plástico muy bien y dejamos reposar otras 2 horas (no necesariamente duplican su tamaño pero si esponjan)

**Yo además hice cupcakes: Ponemos los capacillos en el molde de cupcakes y hacemos bolitas que llenen poco menos de la mitad del capacillo, decoramos con huesitos y tapamos muy bien con plástico (igual los dejamos reposar 2 horas y veremos que se esponjan)

Durante el tiempo de reposo final, precalentamos el horno a 180 grados. Horneamos por 15 a 20 minutos (dependiendo del horno) o hasta que la parte inferior y superior estén algo doraditos.

Sacamos del horno y con una brocha los untamos generosamente de mantequilla derretida y espolvoreamos con azúcar al gusto.

 

 

 

 
{fcomments}