Pastel de Oreo por Rocio Gomez Diaz

 

PASTEL DE OREO

Ingredientes: (A)
* 110 g de galletas Oreo, sin la crema – machacadas (También se puede usar galletas Digestive). Para machacar las galletas se pueden introducir en una bolsa de plástico Ziploc (de las que llevan cierre) y aplastarlas con un rodillo.
* 40 g de mantequilla – fundida y ligeramente enfriada

(B)

* 3 cucharadas de agua hirviendo
* 10 ml de zumo de limón fresco
* 1 cucharada de gelatina en polvo (grenetina)

(C)
* 250 g de queso crema, suavizado
* 45 ml de leche
* 50 g de azúcar en polvo
* 1 cucharada de extracto de vainilla
* 250 ml de nata para montar (chantillyn) – batida hasta que se vea como mousse, y luego reservar en la nevera hasta que esté listo para usar
* 12 piezas de galletas Oreo, sin la crema – rotas en pedazos gruesos
* Bastantes galletas Oreo, sin la crema, para cubrir (pulverizadas)
* Galletas Oreo para decorar

Preparación:
1. Si no quieres estropear tus moldes de aluminio para tartas, puedes coger un molde desmontable de 18 cm, quitarle la base, forrarla con papel de aluminio y luego colocar la base de nuevo en el molde. Dejarla a un lado.

2. Mezclar bien los ingredientes del apartado A y presionar esta mezcla en el fondo del molde hasta conseguir una capa uniforme. Dejar enfriar 30 minutos.

3. Colocar los ingredientes B en un recipiente al baño maría, y disolver completamente la gelatina en el líquido. Una vez disuelto, mantener la mezcla caliente a un lado hasta que esté lista para usar (para que la gelatina no se solidifique)

4. Hacer una crema con los ingredientes C, mezclándolos hasta que estén suaves y cremosos, a continuación mezclar con la gelatina. A continuación incorporar la nata que teníamos en el frigorífico y mezclar.

5. Comenzar con la mezcla de queso, poniendo un poco sobre la base de galletas, justo para cubrir toda la base. Ahora, ir alternando entre la crema de queso y la

dispersión de las galletas Oreo en trozos gruesos, y hacer ésto hasta que se agoten la crema de queso y las galletas Oreo.

6. Ponerlo todo a enfriar en el frigorífico hasta que la masa quede sólida, unas 3 ó 4 horas.

7. Justo antes de servir, esparcir las galletas Oreo pulverizadas sobre la parte superior de la tarta.

Envolver el exterior del molde con un trapo caliente y mantenerlo así durante unos segundos (debería bastar con menos de 1 minuto). Esto es para garantizar la fácil eliminación de la tarta del molde redondo. Desmoldar el pastel. Colocar algunas de las piezas enteras de Oreo encima y alrededor de los laterales de la tarta de queso.

8. Servir frío.

Nota: Un truco para cortar trozos limpios de la tarta es coger un cuchillo afilado, mojarlo en agua caliente y secarlo. Utilizarlo para cortar un trozo de tarta y repetir las veces que sea necesario con cada trozo. Este es un truco que podéis aplicar a todas las tartas de queso frías.

 

{fcomments}