RAVIOLES Por: LILIC RMZ

 

INGREDIENTES

 

PARA LA PASTA:

2 tazas o ½ k de harina

1cda de sal

4 yemas de huevo

Agua

1 cda de aceite

 

PARA LA SALSA BECHAMEL:

1/3 de barra de mantequilla

4cdas de harina

1 ½ tazas de leche

Sazonador al gusto

 

PARA EL RELLENO:

200grs. Chorizo

3 rebanadas en cuadritos de jamón

 

PARA LA SALSA DE TOMATE:

6 tomates chicos

Ajo

Pimienta

Orégano seco

Caldo de pollo o consomé de pollo

 

PROCEDIMIENTO:

Poner la harina en una superficie plana para amasar, hacer una montaña y hacer un hueco en el centro, ahí poner las yemas, aceite, 4 cucharadas de agua y la sal, con movimientos circulares comenzar a integrar la harina de a poco, ir agregando agua de poco en poco, hasta que quede una masa suave, que se desprenda de los dedos, amasar durante 12 minutos, formar una bola o testal y meter a una bolsa de plástico y dejar reposar por 30 minutos.

Aparte, poner en un sartén, la mantequilla a calentar, cuando se disuelva, agregar la harina para formar una pasta y dorarla un poco, agregar poco a poco la leche sin dejar de mover para que no se formen grumos. Sazonar al gusto, yo agregue sal, consomé de pollo, perejil seco, ajo y pimienta en polvo. Debe de quedar espesa.

Aparte poner a dorar sin grasa añadida el chorizo y jamón, y una vez dorados agregarlos a la bechamel, todavía caliente.

En una superficie enharinada, partir la masa en dos, extender primero con las manos y después con el palote la mitad de la masa, que quede delgadita y uniforme, poner pequeñas porciones del relleno dejando un espacio de aprox. 1 a 2 cms entre cada porción, pero solo en la mitad de la masa extendida, con un huevo batido, barnizar la mitad que no tiene relleno y cubrir la otra parte, sellar perfectamente, cuidando que no quede aire atrapado en los ravioles, presionar firmemente las orillas, separar los ravioles con un cuchillo (repetir con la otra mitad de la masa). Poner a cocer los ravioles en agua hirviendo con sal sin tapar durante 8 a 10 minutos.

Poner a cocer los tomates, licuarlos con un poco de caldo de pollo o consomé de pollo. Guisarlos en aceite (yo use aceite de oliva), agregar orégano seco molido, suficiente ajo y pimienta al gusto, y rectificar sazón.

Agregar los ravioles y servir calientes, espolvorear con queso. REALMENTE VALE LA PENA, QUEDAN DELICIOSOS.

 

{fcomments}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *