RESTAURANTE “LA TERRAZA”.

 

 

LA TERRAZA

Por insistencia de unas amigas, antenoche fui a cenar a La Terraza.  “Pues vamos”, dije yo.  Ya había ido en un par de ocasiones pero al restaurante a comer, no al bar a cenar, por lo que pensé que sería bueno ver qué traían de nuevo.  Pues para empezar no me había tocado el bar cerrado y climatizado.  Tienen nueve pantallas de buen tamaño (unas mejores que otras) en donde transmiten todo tipo de deportes, ese es su fuerte.   El martes, había juego de futbol y el ambiente estaba buenísimo.  Al menos el bar estaba lleno y el restaurante como al 80 por ciento (nada mal para un martes, ¿no? )  No se si sea cierto o lo soñé o es de esos mitos urbanos pero se dice que este restaurante nació o surgió con el personal y el espíritu de un restaurante icono de esta ciudad: “El rincón del viejo”  No lo sé, pero al menos sus gorditas de papa con guacamole y sus clientes si seguimos siendo los mismos. 

Lo que me confundió un poco es lo excesivo de las opciones de la carta:  Puedes encontrar, cabrito asado, en salsa y en fritada (mmmmm), aguja real, cabrería, tuétanos asados y rib eye, caldo de res (delicias norestenses) pero a la misma vez tacos de fideo seco, aguachile de camarón, chiles rellenos, así como flautas y tostadas, pasando por sopas y ensaladas, que tienen muy buena pinta pero confieso que yo iba a otra cosa por lo que me aventuré a pedir, a pesar de que era de noche, unos tacos de ribeye con tuétano, que estaban muy buenos con las tortillas recién hechas, las salsas deli y todo calientito y en buen tiempo y mis comadres pidieron el chile relleno de rib eye con salsa de frijol y chile chipotle, que estaba suculento y también unos taquitos de fideo seco.  Todo está muy bien condimentado y se agradece que tengan salsas hechas con el corazón (se nota). 

Mi amiga Erika, me recomendó además la sopa de fideo con frijol en bola, la crema de chicharrón y el taco madero (de fajita con salchicha asada) pero era demasiado para una noche, por lo que, volveremos.  Todo lo que probé estaba buenísimo por lo que si el restaurante va a conservar ese sabor y calidad ¿qué importa que no esté bien definido el estilo de cocina?  La cosa es que no decaiga el sazón, que siempre tengan en existencia toda la materia prima tan diversa que ofrecen y que mantengan el buen servicio que me pude dar cuenta que tienen.  Ofrecen música en vivo los fines de semana y ví que van a abrir el comedor para desayunos próximamente que ya se antoja algo distinto para esa hora, ¿no?

Definitivamente es un restaurante al que hay que regresar para probar algo distinto cada vez pues su carta así lo permite y además es muy versátil, pues es familiar, pero puedes ir a ver un juego en el bar, a la hora de la comida o durante la cena.  Pero el principal logro de la terraza es que nos permite seguir disfrutando del cabrito, pero no cualquier cabrito…sino uno muy bien hecho y con ese sabor que no tienen en ninguna otra parte de México, como el de Nuevo Laredo.

 

{fcomments}