Salsa de chile verde, light de Gabriela Ascencio

Pones una taza de agua en una ollita mediana y tomas unos 10 a 15 chiles, les quitas el rabo y ya que hierva el agua los metes y los pones a hervir.  Una vez que cambian de color, le apagas y lo dejas a que se enfríe un poco.  Lo pones en la licuadora con todo y agua en la que hirvió y lo licuas con sal al gusto, yo le pondría media cucharadita.  La salsa está lista.

 

{fcomments}