SECRETOS DE COCINA, ¡SSHHHH!

SECRETOS DE COCINA, ¡SSHHHH!

Les ha pasado que llegan como invitados a una reunión y un poco por halagar a nuestro anfitrión y un poco porque lo que probamos estuvo buenísimo, hacemos la pregunta “¿me podrías pasar la receta?” o “¿cómo lo haces?” y a cambio recibimos un “lo siento pero yo no paso recetas de cocina” o “fíjate que es secreto de familia”…a muchos nos ha pasado, desde luego no todo mundo es tan celoso o mezquino con las recetas pero qué tal el caso de que te la pasan pero te la pasan equivocada?   Jajaja, esto no tiene fin. 

Este es uno de los puntos en donde tiene basada su estructura el grupo de Facebook ITACATE, por ejemplo, que al momento de escribir este artículo cuenta con 63,903 miembros que están ahí o para compartirnos sus secretos o para tomar nota de ellos.

 De verdad es una joya cuando nos encontramos que una receta está compartida sin ninguna reserva y desinteresadamente y no todo mundo lo practica. 

¿Qué tanto hay de que la receta en sí sea una garantía y qué tanto de “la mano” de cada quién?  Creo que las recetas son de quien las trabaja.  Nunca me van a quedar las tortillas de harina iguales a mi que a mi suegra, a pesar de que usamos exactamente la misma receta.  En el tema de la cocina todo importa:  el nivel del mar, la humedad, el modo del horno que utilicemos o la vía que utilicemos para cocinar algo, el grosor de un sartén, los sabores de los insumos en diferentes países, ciudades o regiones, la creatividad de cada quién y la famosa MANO. 

Piénselo, ¿no sería grandioso que los platillos tradicionales de donde nos tocó crecer se preservaran con el tiempo y nuestro bisnietos disfrutaran de todo lo que a nosotros nos deleitó en su momento?

 

{fcomments}